Manual mantenimiento usuario salvaescaleras vertical inclinado shv

manuales-salvaescaleras-reysa

MANUAL MANTENIMIENTO PARA CLIENTES
ÍNDICE :
1. Generalidades.
1.1 Objeto. Pág. 1
1.2 Alcance. Pág. 1
1.3 Periodicidad. Pág. 1
2. Operaciones de mantenimiento y elementos a comprobar.
2.1 Operaciones a realizar en la central hidráulica. Pág. 1
2.2 Operaciones a realizar en el sistema de guiado. Pág. 2
2.3 Operaciones a realizar desde los niveles de parada. Pág. 3
2.4 Operaciones a realizar en el cuadro eléctrico. Pág. 4
3. Anexos.
? Hoja de registro de revisiones (A1).

Vers. 02
24/07/02


Vers. 02
Página 1
MANTENIMIENTO

Se pretende mantener en buen uso y en las condiciones de seguridad adecuadas las plataformas salvaescaleras
SH y SHV, realizando así mismo un mantenimiento preventivo que evite, en lo posible, futuras averías.

Se recomienda que las operaciones de mantenimiento aquí descritas sean realizadas por personal cualificado (se
aconseja que sea una empresa de mantenimiento inscrita en el registro de empresas conservadoras de
ascensores legalmente autorizadas).
Los siguientes trabajos pueden ser realizados por cualquier persona, sin necesidad que esté cualificada, y siempre
según las instrucciones de utilización suministradas al propietario por el instalador:
– Limpieza del piso de la plataforma y sus alrededores.
– Poner el elevador fuera de servicio cuando esté permitido.
– Observar el funcionamiento adecuado del elevador.
Se establecen entretenimientos anuales (A) para cada uno de los elementos del salvaescaleras sujetos a
mantenimiento; y esto para un funcionamiento continuado de 8 horas al día durante 6 días a la semana. En caso
de un mayor uso o estar en un ambiente especialmente agresivo se deberá aumentar la frecuencia de las
operaciones de mantenimiento; en caso de un menor uso se podrá demorar el tiempo entre revisiones.
También se establecen una serie de elementos para los cuales se debe comprobar su estado al menos una vez al
año, verificando si se encuentran en buen estado.
Por último, cada 5 años, desde la puesta en servicio del aparato, se debe repetir el protocolo de inspección y

Guantes.
Cualquier disolvente comercial (para limpieza).
Aceite hidráulico ISO HM-46 (en caso de reponer en el tanque de la central hidráulica).
Embudo.
Recipiente de unos 30 litros para aceite usado.
Paños, bayetas, papel absorbente y cepillo.
Teflón.
Caja de herramientas.

Vers. 02
Página 2
MANTENIMIENTO

Comunicar al propietario que el elevador está fuera de servicio.
Para los apartados 2.1.1, 2.1.2 y 2.1.3 llevar la plataforma al nivel más alto.
Para los apartados 2.1.4 y 2.1.5 llevar la plataforma hasta el nivel más bajo posible de forma que la
instalación quede sin presión (plataforma apoyada), desconectar la tubería y quitar la tapa de la central.
Asegurarse que la plataforma queda fuera de orden (interruptor en armario eléctrico).
Comprobar posibles fugas de aceite en el bloque de válvulas, llave de cierre y
observando si se produce el descenso de la plataforma (deriva).
Proceder a la limpieza de la central exteriormente.
El nivel de aceite debe estar por encima de la marca inferior existente en la
varilla del tapón de llenado.

Comprobar su correcto funcionamiento.

En caso de aspecto inadecuado del aceite hidráulico: color amarillo-blanco
opaco (el aceite tiene agua) o color negro o muy oscuro (aceite envejecido o se
ha quemado) es necesario proceder a su cambio.
Extraer el aceite a través del tapón de vaciado.
Limpiar el filtro de aspiración y el fondo del depósito.
Llenar el depósito con el aceite nuevo hasta el nivel requerido.
Realizar varios recorridos completos de la plataforma.
Purgar la instalación a través del cilindro.

Se lleva a cabo tras el primer año de utilización; después cada 3 años.
Quitar los tornillos de la tapa del depósito y sacar la tapa con el conjunto
motobomba montado.
Desenroscar el filtro de aspiración y limpiarlo.
Una vez limpio volver a montarlo, si no queda bien sujeto utilizar teflón.
Volver a montar la instalación hidráulica y realizar varios recorridos completos
de la plataforma.
Purgar la instalación hidráulica a través del cilindro.

Guantes.
Gafas de protección.
Brocha.
Paños.
Cualquier disolvente comercial, gasolina o petróleo (para limpieza).
Cualquier grasa multiuso (grasas líticas para engrase de la guía del cabezal de poleas).
Grasa fluida (asfáltica, 20 ºE a 100 ºC) (para el engrase de cables).

Comunicar al propietario que el elevador está fuera de servicio.
Asegurarse que la plataforma queda fuera de servicio (interruptor en armario eléctrico).
Desmontar el forro de las guías.

Vers. 02
Página 3
MANTENIMIENTO
Observar si existen fugas excesivas a través de la cabeza del cilindro (manchas
de aceite en la parte inferior de la guía, camisa mojada, …). En su caso
proceder a cambiar el juego de guarniciones del cilindro (juntas tóricas, collarín
y rascador).
Comprobar si el émbolo tiene algún arañazo, en este caso debe repararse con
una lija fina, de forma que se eliminen las aristas que puedan dañar el collarín.

Limpiar las zonas de guiado del cabezal de poleas de suciedad y grasa
deteriorada, empleando cualquier disolvente comercial.
Engrasar las caras verticales interiores del carril de guiado de forma uniforme,
en toda la longitud por donde se desplaza la polea, con cualquier grasa lítica.

Se ha de comprobar que los rodamientos se encuentran en buen estado, de
modo que las poleas situadas en el cabezal de cilindro giren correctamente.
Para ello llevar la plataforma lo más bajo posible de forma que la instalación
quede sin presión y los cables flojos (plataforma apoyada), utilizando el pulsador
de bajada manual. Comprobar si las poleas del cabezal giran suavemente; en
caso contrario sustituir los rodamientos. Comprobar también que el eje no se
encuentra dañado.

Inspeccionar toda la longitud de cables incluidas las fijaciones de los mismos.
Se consideran deteriorados los que presenten excesivo desgaste, alambres
rotos, distorsiones (no uniformidad en el trenzado) y corrosión; en este caso se
deben cambiar, incluidos los cables de seguridad aunque estuvieran en buen
uso. En caso de cambio consultar lista de recambios para instalar la misma
calidad de cables.
Limpiar los cables (de suspensión y de seguridad) de polvo y suciedad.
Engrasar (con la grasa fluida asfáltica) toda la longitud de los cables con la
brocha.
Esperar 1 hora para que la grasa empape el alma textil del cable.

Deben mantenerse en buen estado de pintura todos los elementos que
presenten riesgo por oxidación: tuberías rígidas, patas de las tijeras, piso,
uniones atornilladas y la camisa del cilindro.
Se prestará especial atención a los elevadores instalados en atmósferas
corrosivas.

No se necesita ningún tipo de utillaje o herramienta específica.

Uso normal del elevador.

Comprobar; en su caso regular la velocidad de bajada en la central hidráulica
(ver instrucciones de montaje).

Vers. 02
Página 4
MANTENIMIENTO

Guantes.
Cualquier disolvente comercial (para limpieza).
Paños, bayetas, papel absorbente.

Comunicar al propietario que el elevador está fuera de servicio.
Salvo en caso de necesidad, desconectar el interruptor principal.

Asegurarse que el armario está seco, limpio y libre de suciedad.
Ver en los contactores si hay signos de oxidación o chispazos.
Comprobar que en el cuadro está el esquema eléctrico.